Problemas habituales de los vecinos en garajes comunitarios

problemas habituales entre vecinos de garaje comunitario

En los garajes comunitarios, como en cualquier otro ámbito de las comunidades de vecinos, suelen ser frecuentes los problemas. En la mayoría de los casos, con buena fe y sentido común, estos pequeños incidentes se terminan solucionando rápidamente. Pero no siempre es así.

Los problemas suelen comenzar por un error de entendimiento. Un garaje no es una zona privada, sino que es una zona comunitaria compartida con el resto de vecinos y/o propietarios de las plazas de garaje.

Ello significa que la única zona privada de la que podemos disponer libremente es la delimitada por las líneas pintadas para tal efecto. Más allá de estas líneas, la privacidad desaparece y comienza el área comunitaria.

¿Cuáles son los problema más comunes en garajes comunitarios?

Los abusos de los vecinos más comunes en los garajes comunitarios son: aparcar más de un vehículo en una plaza, salirse de la zona privada, aparcar en la plaza de otro propietario y la instalación de soportes o cepos.

¿Qué ocurre si aparco más de un vehículo en mi plaza?

Aparcar más de un vehículo en una sola plaza es uno de los problemas más habituales y que más conflictos genera. Para solucionar este problema, se debe acudir en primer lugar a los estatutos de la comunidad para saber si está permitido o no. En caso de que sí esté permitido, conviene consultar la póliza de seguros de la comunidad, porque puede ser que se cubra sólo un vehículo por plaza, en caso de siniestro.

¿Qué pasa si tengo un vehículo muy grande?

Otro de los abusos de los vecinos en los garajes comunitarios es salirse de la zona privada u ocupar espacios comunes por las razones que sean (coche demasiado grande, plaza pequeña, aparcar más de un vehículo, o simplemente salirse de las líneas limitantes por un mal aparcamiento) no se permite.

Invadir zonas comunes no está permitido y suele traer problemas, como daños en el vehículo de un tercero.

¿Y si alguien aparca en mi plaza?

Aparcar en la plaza de otro propietario, aunque no lo parezca, es otro de los problemas más comunes. Si tenemos una plaza en propiedad en una comunidad de vecinos, pero no la usamos habitualmente porque nuestra vivienda se encuentra en otro lugar, puede haber vecinos que se aprovechen de ello y aparquen su vehículo en nuestra plaza.

En este caso, debemos avisar al Presidente y no dejar la situación, porque podemos tener problemas. Tenemos la ley de nuestro lado.

¿Puedo hacer instalaciones en mi plaza?

Como zona privada que es, tenemos derecho a instalar dentro de nuestra plaza soportes para bicicletas o cepos.

Sin embargo, esta libertad no debe interferir en la de los demás comunitarios, y la instalación de estos soportes nunca puede afectar al espacio o dañar los vehículos de los otros comunitarios, ya que sería nuestra responsabilidad.

De todos modos, antes de hacer cualquier tipo de instalación es recomendable preguntar a tu administrador de fincas o presidente si los mismos están aceptados en los estatutos de tu comunidad.

La consecuencia directa de todos estos abusos, puede ser que a la hora de un siniestro en el garaje, nos encontremos con la sorpresa de que el siniestro sea excluido por la aseguradora, con el consiguiente perjuicio para ti y todos tus vecinos.

Problemas habituales de los vecinos en garajes comunitarios
5 (100%) 1 vote

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *