Saltear al contenido principal
Arias Fáciles Para Soprano

Arias fáciles y maravillosas para soprano

Las arias fáciles son casi entelequias. Las hay muy complicadas pero todas poseen cierto nivel de dificultad. Por definición, un aria es una pieza musical para solista con dos secciones, cuyo texto es de marcado carácter expresivo o emotivo, donde el peso lo lleva la melodía y las cualidades de la voz que la interpreta. Puede ser independiente o formar parte de una ópera o cualquier composición musical.

Clasificación de las arias por su estructura

Aria estrófica

Consta de una sola parte que se repite sucesivamente. En principio, puede parecer sencilla, pero depende de la ornamentación proporcionada por el autor y de la carga emocional que conlleve.

Encontramos en Monteverdi su precursor y en “Vi ricorda o boschi ombrosi” perteneciente a “La fábula de Orfeo” uno de sus ejemplos. Él representa la transición entre el Renacimiento y el Barroco, esto es, ese proceso que discurre entre la tradición madrigalista y polifónica del siglo XVI hasta la ópera o el drama lírico del siglo XVII.

Aria da capo

Consta de dos secciones pero en tres partes ya que el inicio se repite con el ornamento. Su estructura es A – B – A. La tercera parte es donde el cantante exhibe sus dotes y donde se manifiesta el ornamento.

Cronológicamente, supone la evolución de la estrófica y surge en el Barroco. Un ejemplo para soprano es Rejoice Greatly, aria perteneciente al “Messiah” de Händel. Este tipo de aria muestra su mayor complejidad en la tercera parte. Las otras dos pueden resultar fáciles según los casos.

Aria de dos secciones

En la segunda mitad del siglo XVIII, algunos autores consideran necesario acortar las arias y las reducen a dos partes: la primera más lenta y la segunda rápida. Dos ejemplos de ellas los encontramos en “Rigoletto” de Verdi y “Las bodas de Fígaro” de Mozart. La primera parte suele ser más accesible que la segunda.

Diez arias fáciles para soprano

  • Quia respexit del “Magnificat” de Bach.
  • Ombra mai fu de “Jerjes” de Händel.
  • Lascia ch’io pianga de “Rinaldo” de Händel.
  • Una volta c’era un re de “La Cenicienta” de Rossini.
  • Caro nome de “Rigoletto” de Verdi.
  • Marguerite de “Fausto” de Gounod.
  • Non mi dir de “Don Giovanni” de Mozart.
  • Canción a la luna de “Rusalka” de Dvorak.
  • Aria de Francesca de “Francesca da Rimini” de Rachmaninov.
  • Vocalise de Rachmaninov.

La aparente sencillez de esta selección de arias fáciles o de su interpretación no les resta dificultad. Hay, además, un elemento subjetivo por el que algunas voces se sienten cómodas ejecutando unas y no otras sin que la dificultad sea el factor determinante.

En cualquier caso, la exaltación de los sentimientos y emociones con la exhibición y lucimiento de la voz son sus características más notables. Mostrar ambas simultáneamente requiere mucha disciplina y técnica.

precios seguros para instrumentos musicales

× ¿Cómo podemos ayudarte?