Saltear al contenido principal
¿Qué Es La Ijada O Ijar Del Caballo?

¿Qué es la ijada o ijar del caballo?

Si quieres saber qué es la ijada o ijar del caballo, quizás también podamos explicarte algunas otras partes de la anatomía de este noble animal. Los caballos son animales fascinantes que han servido al hombre desde hace miles de años realizando múltiples tareas, además de proporcionarte las emociones de las carreras.

¿Qué es la ijada del caballo?

Los ijares son una parte importante de este animal, ya que son los lugares donde el jinete lo estimula con los pies o las espuelas para que camine, galope o trote.

Por otra parte, si los observas podrás conocer su estado de salud, ya que de su fuerza y resistencia depende la aptitud para las faenas agrícolas, la caza y el transporte.

Ijares del caballo

Como sabes, este es un animal cuadrúpedo, de largo cuello y porte elegante a la vez que muy fuerte. Los ijares o ijadas están a ambos lados de la parte posterior del cuerpo. Podrás ubicarlos entre el final del costillar, el hueso de la cadera y la grupa.

Los ijares transmiten información sobre el caballo

Es curioso lo mucho que puedes llegar a saber de un caballo con solo mirar esta parte del cuerpo. La plenitud o la llenura de esta zona indica fortaleza y salud.

Cuando los ijares se llaman estrechos o trasijados son hundidos y probablemente se trate de un animal poco apto para el trabajo. Ello viene dado por su carácter, pues es indicio de que es muy nervioso y pierde peso con facilidad. Suele acompañarse de corvejones débiles y tórax más plano de lo normal.

Estado de salud del caballo

El movimiento respiratorio que se trasmite a estas zonas también puede indicarnos el estado de salud del caballo.

  • Si están contraídas y con tirantez es signo de que hay una inflamación en las vísceras del tórax.
  • El huélfago y el asma se reflejan allí con movimientos entrecortados.
  • Y si hay un espasmo es señal de que el caballo padece de tétanos.

Las patas

La velocidad que puede alcanzar el caballo depende en buena parte de sus patas, rematadas en cascos. Esta es una característica común que comparten los miembros de la familia de los équidos. Entre ellos se encuentran, además del caballo, la cebra, el asno y el onagro.

A diferencia de otros animales, los huesos de las patas correspondientes al antebrazo y la pierna humanos están fusionados. Así, encontrarás que en las patas delanteras no hay cúbito y radio, sino un único hueso. Lo mismo sucede en las patas traseras, con la unión de la tibia y el peroné. Los cascos, muy característicos, están formados por un único dedo cubierto de material córneo.

Ahora que ya sabes qué es la ijada o ijar del caballo y conoces la anatomía de sus patas, seguramente te fijarás con cuidado cuando veas uno. Estos nobles animales merecen que las conozcamos cada día mejor.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba