Saltear al contenido principal
Impuestos Por La Venta De Caballos

Impuestos por la venta de caballos

Hoy vamos a tratar sobre los impuestos a los que están sometida la compra y la venta de caballos. Empezaremos explicando qué son los impuestos.

Los impuestos son un pago sin contraprestación individual que ayuda al sostenimiento del estado. Se hace cuando los hechos han demostrado que el ciudadano puede contribuir. Son generados por el patrimonio, es decir, las posesiones, y por los consumos y los ingresos.

Tributación en la compraventa de un caballo

El acto de comprarvender un caballo debe estar registrado en un contrato y si somos quien vende, debemos emitir una factura. Dependiendo de si el vendedor es una persona particular, un profesional o una empresa, generará diferentes tipos de tributaciones. Las que aplican a la transferencia de bienes o al consumo son impuestos indirectos, ya que aplican de forma impersonal e indiscriminada al consumo y a las ventas.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Un caballo es un bien que está sujeto a compraventa y, como tal, el acto obliga a quienes lo vendemos a pagar un impuesto. Si somos el vendedor, quien es la parte activa de la transacción, deberemos cancelar un equivalente al 4 % del monto de la venta del animal.

Esta tributación será transferida a la Comunidad Autónoma a la que pertenezca el lugar donde se haga la compraventa. Son las comunidades las que establecen los dictámenes y baremos que aplican en cada caso. Esto se hace con independencia de las diferentes situaciones que aleguemos como comprador o sujeto pasivo a quien pasa el bien.

Impuesto sobre el Valor Añadido

El Impuesto sobre valor añadido o IVA recae sobre el uso que como personas damos a la renta y no sobre esta última. Fue creado en 1986 a instancias de la Comunidad Europea y aplica en todo el territorio nacional excepto en las islas Canarias, Ceuta y Melilla. Su aplicación se basa en la Ley 37/1992. Esta se conoce generalmente como Ley del IVA. También, este impuesto está contemplado en el Reglamento del Impuesto que fue aprobado por el Real Decreto 1624/1992.

En el caso de la compraventa de un caballo, como vendedor devengaremos el IVA solo en el caso de que seamos un profesional o un empresario, por ejemplo un ganadero. Este impuesto, generalmente del 21 %, se genera por la venta de animales con un fin específico e inmediato que sea distinto al consumo humano, como sucede, por ejemplo, con los toros de lidia y los gallos de pelea. Esto se establece en la Resolución 3/1999 de la Dirección General de Tributos.

Declaración de la renta al vender un caballo

Una vez que hemos descontado los costes de la adquisición, el beneficio que es generado para el vendedor del caballo debe considerarse como un incremento del patrimonio. Por ello, se contempla un gravamen para la siguiente declaración de la renta (IRPF).

Los impuestos son la contribución que hacemos al estado y a la sociedad. Hay que conocerlos en profundidad para no incurrir en faltas.

Esperamos haber resuelto tus dudas acerca de los impuestos por la venta de caballos. Si necesitas cualquier consulta acerca de seguros para caballos, estamos a tu disposición.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba