Saltear al contenido principal

Cuáles son las partes del violín

Las distintas partes del violín permiten que este instrumento ofrezca el mejor sonido posible. Especificamos a continuación cuáles son y cuál es su importancia.

¿Cuáles son las partes del violín?

Partes del Violin

Este instrumento de cuerda que ha de frotarse para producir sonido se compone de distintas partes.

La caja de resonancia

La parte superior se denomina tapa y la trasera fondo. Ambas partes están unidas por unos aros laterales. En su interior y exterior se encuentran:

  • Los arcos. Son tres: superior, central (también denominado escotadura) e inferior, y representan a cada tercio de la caja.
  • La barra armónica. Está pegada a la tapa superior.
  • El alma. Es una pieza cilíndrica. Se puede ver a través de las efes (aberturas en la tapa por las que sale el sonido).
  • El puente. Dispone de cuatro hendiduras y levanta las cuerdas para evitar que rocen en la caja.
  • El cordal. Se encuentra en la parte baja y se conecta a la caja por el botón. Es el tope físico de la base de cada una de las cuerdas. Incluye el afinaprimas, que ayuda a seleccionar la altura de cada cuerda.
  • Apoyo de barbilla o barbada. Es un anexo situado en uno de los dos laterales del violín que facilita que pueda tocarse en la postura adecuada.

El mástil o mango

Se conecta a la parte anterior y está recubierto por el diapasón (la zona en la que se pulsa sobre las cuerdas para que produzcan el sonido deseado). Termina en la cejilla, pieza horizontal que mide la altura de las cuerdas para alinearla con la del puente.

La cabeza

Es la parte superior del mástil. Igualmente, se divide en las siguientes partes esenciales para la correcta afinación del violín:

  • La voluta. Es el final de la cabeza y protege a la siguiente pieza.
  • El clavijero y las clavijas. Se denomina así a la pieza en la que van insertadas las clavijas que disponen de un orificio por el que entra cada cuerda. Dependiendo de la tensión que se le aplique a cada cuerda, así será su sonido.

¿Es recomendable contratar un seguro para su violín?

Tanto en el caso de músicos profesionales como aficionados, la respuesta es sí. Dependiendo de la póliza elegida, es posible especificar coberturas diversas que incluyen la protección por robo o accidente de nuestro violín. También podemos contratar la posibilidad de contar con un servicio específico de reparación por parte de un lutier.

Así, tras conocer cuáles son las partes del violín es posible que sea más sencillo entender las peculiaridades de un instrumento que debe ser asegurado para su correcta protección. Esta medida garantizará que el instrumento no sufra las consecuencias de un imprevisto accidente, pudiendo repararlo para que vuelva a ser el mismo de antes.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Esta entrada tiene un comentario

  1. esta información es increíble solo con decirle eso al profe que realmente sorprendido muchas muchas gracias al quien investigo esto estoy realmente impresionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba

precios seguros para instrumentos musicales