Saltear al contenido principal
¿Por Qué Contratar Un Seguro Para Jinetes Si Montas A Caballo?

¿Por qué contratar un seguro para jinetes si montas a caballo?

Un seguro de jinete es indispensable cuando montamos a caballo. No importa la experiencia que tengamos, cubrir cualquier posible daño continúa siendo una necesidad. De este modo, a la hora de montar, estaremos más tranquilos y podremos centrarnos en la práctica de este bello deporte.

En las siguientes líneas analizamos los factores más importantes que justifican contar con un seguros para jinetes.

Por qué debemos contratar un seguro de accidentes de jinete

Aquí puedes obtener información sobre precios de seguros para accidentes de jinetes.

Razones por las que es beneficioso contratar seguros para jinetes:

  • proteger a nuestras familias en caso de que llegue lo peor. Pese a los años de práctica y el dominio sobre el caballo, siempre estamos expuestos a riesgos inesperados. Así, un seguro de accidente de jinete garantiza que los familiares más cercanos reciban una compensación en caso de sufrir daños o de que se produzca un percance mortal. Por otro lado,
  • estamos cubriendo el riesgo de invalidez. Esta actividad puede acarrear un accidente que nos incapacite, con las consecuencias negativas que una situación como esta conlleva. La imposibilidad de volver a trabajar, las dificultades para encontrar empleo o la necesidad de mayores cuidados van a ser una realidad. Con una póliza de seguros completa, conseguiremos minimizar el impacto de todas estas eventualidades.
  • Por descontado, otra razón muy poderosa para contar con un seguro de estas características es por la tranquilidad que ofrecen. Se trata de una garantía de que, aunque lleguemos a una situación compleja, no nos encontraremos desamparados para enfrentarnos a ella. De este modo, nos aseguraremos una estabilidad económica.

Asistencia sanitaria gracias a nuestro seguros para jinetes

Es importante destacar que gozaremos de asistencia sanitaria inmediata en caso de necesitarla. No importa si estamos en una práctica, en una competición o cuidando de los caballos. Disponer de una atención médica rápida y especializada es esencial llegado el momento.

Gracias a este tipo de seguros, podremos hacer frente a las diferentes eventualidades que podamos sufrir, ya que estaremos amparados por la póliza que hayamos contratado previamente.

Por último, este seguro también cubre, en algunas compañías, otros importantes aspectos, como, por ejemplo:

  • parte de los gastos del sepelio,
  • la compra de una silla de ruedas o
  • adaptar la vivienda para albergar a una persona con diversidad funcional. Estos costes suponen una fuerte inversión económica que, en muchas ocasiones, las familias no pueden afrontar. Sin embargo, esta póliza cubre estas situaciones, lo que nos garantiza minimizar su impacto económico.

Conclusión

En definitiva, un seguro de jinete es indispensable cuando practicamos hípica. Estaremos cubiertos frente a determinadas circunstancias, como es un deceso o una invalidez, por lo que las consecuencias económicas no serán tan demoledoras. Podremos hacerles frente en una mejor posición y no correremos tantos riesgos. Además, estamos protegiendo a nuestros familiares en caso de que llegue lo peor.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba