Saltear al contenido principal
Tipos De Atriles Para Músicos

Tipos de atriles para músicos

Un atril es un pedestal o soporte confeccionado para mantener una partitura en posición adecuada para su lectura. Diseñado para instrumentos de orquesta, música de cámara o para un solista, tiene la posibilidad de bajarse o elevarse para acomodar su altura, tanto para los intérpretes sentados como de pie.

Por otro lado, los instrumentos con teclado, como el piano, tienen un soporte donde colocar las partituras.

Tipos de atriles

Existen diferentes podios para los diversos tipos de música que se adaptan a las necesidades del músico. Estos son los más habituales.

Atril plegable ligero

El atril plegable ligero es más económico y ligero que el resto de podios. Confeccionado en metal y diseñado para poner sobre él partituras de unas cuantas páginas, tiene unas extensiones de alambre macizo que se despliegan para soportar más de dos hojas. Se suele utilizar por niños o conjuntos juveniles. Es muy manejable y se puede plegar y guardar en los estuches del instrumento.

Atril plegable pesado

El atril plegable ligero tiene gran resistencia gracias a un soporte principal y tres columnas dispuestas en trípode, lo que garantiza la posición vertical del mismo. Este tipo de facistol puede soportar un libro de canciones o carpeta de manera fiable, ya que está confeccionado en ABS o aluminio de alta calidad, y es regulable en altura.

Atril no plegable

Los soportes no plegables tienen gran resistencia y se utilizan para orquestas y bandas durante un concierto. Suelen ser de color negro y la parte que sostiene la partitura de metal o de plástico está sustentada por una columna metálica. La parte del atril que sostiene la partitura suele incorporar un estante para lápices u otros accesorios, y también es regulable en altura.

Atril digital

Los soportes digitales incorporan una pantalla de ordenador que muestra la partitura. Presentan un pedal con el que se pasa la página y son útiles si el intérprete ejecuta una obra que contenga giros de páginas complicados, ya que no necesitará un volteador manual.

Atril de banda de marcha

Los atriles de banda de marcha son pequeños soportes de sábana llamados liras, o clips, que se pueden fijar al instrumento con una parte en la que se apoya la partitura de manera que facilita su visionado.

Atril de sobremesa

Los atriles de sobremesa tienen diseños plegables y fuertes confeccionados en plástico, metal o madera. Pueden colocarse sobre el piano o el escritorio.

Diversos usos

Los atriles para instrumentos de viento y cuerda en lugares cerrados deben ser profesionales. Habitualmente, los no plegables son los más utilizados en estos casos. Sin embargo, el atril del director suele ser más robusto, de madera cerrada con doble repisa regulable en inclinación. Si se trata de ensayos, bandas juveniles o similares, los soportes ligeros plegables son una buena alternativa. Pesan menos y pueden cambiarse fácilmente de posición y altura.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba

precios seguros para instrumentos musicales