Saltear al contenido principal
Casos De Garaje Independiente De Vivienda

Casos de garaje independiente de vivienda

El mundo de la propiedad horizontal puede llegar a resultar algo complicado. Las comunidades de propietarios, por ejemplo, no tienen por qué ser siempre de pisos, sino que puede tratarse de plazas de aparcamiento.

En este artículo damos a conocer los casos de garaje independiente de vivienda y a qué se deben.

¿Qué es una comunidad de propietarios de garaje?

Como su propio nombre indica, se trata de un espacio en el que se encuentran plazas de aparcamiento para vehículos privados, y que además pertenecen a distintas personas. Por tanto, estaríamos hablando de un garaje independiente desde el punto de vista legal, aunque se rige también por la Ley de Propiedad Horizontal.

De igual modo, a nivel financiero es muy parecido a una comunidad residencial. Cada propietario abona una cuota mensual, y con ella se afrontan los gastos de luz y de agua (si fuera necesario). Asimismo, en casos excepcionales podría requerirse el pago de cuotas extraordinarias, las conocidas como derramas.

A continuación, detallamos en qué casos el garaje forma una comunidad propia y a qué se debe.

Edificio exclusivo para garajes

En el mundo inmobiliario, esta situación es bastante extraña, aunque puede darse el caso de que exista un edificio con viviendas y otro con el garaje independiente. El motivo es fácil de averiguar, puesto que en muchos casos el total de plazas es mayor que el de vecinos y es posible dedicar una parte para venta o alquiler.

Garaje de varias plantas

Especialmente en edificios de gran tamaño, el garaje puede ocupar más de una planta. En estos casos podrían coexistir dos comunidades:

Sucede, además, algo parecido al caso anterior, pues a veces alguien que no tiene vehículo decide vender su plaza. Por ello, no siempre ambas comunidades cuentan con los mismos propietarios.

Cuando lo contemplen las escrituras

Cuando se constituye una comunidad de vecinos se redactan las escrituras de propiedad horizontal, que son las que proporcionan unidad jurídica. En este documento se establecen las características del edificio y los espacios que lo componen. Si los garajes se contemplan como independientes, se constituirá una comunidad exclusiva para esta zona.

¿Cuándo no es un garaje independiente?

Por el lado contrario, también puede darse el caso de que las plazas de garaje no formen una comunidad propia. Principalmente sucede cuando las escrituras de la vivienda incluyen el garaje, o cuando pertenezca físicamente a una vivienda que no forme parte de un edificio (estaríamos hablando de propiedad horizontal tumbada).

En definitiva, los casos de garaje independiente de vivienda son mucho más comunes de lo que parece. Conocerlos es fundamental a la hora de comprar un piso, pues debemos estar al día de sus particularidades.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba