La responsabilidad civil del inquilino frente al propietario

Responsbilidad civil inquilinos

La principal forma alternativa de tenencia de una vivienda si no se es propietario es el alquiler. Se estima que el 25 % de los españoles viven actualmente como inquilinos, siguiendo una tendencia que ha repuntado significativamente en los últimos meses, según las estadísticas.

Probablemente tú también seas inquilino de una vivienda, así que te explicamos en qué casos puede derivarse responsabilidad civil ante el propietario del inmueble.

Como hemos explicado en otros artículos, la responsabilidad civil nace con un incumplimiento, en este caso de carácter contractual. El incumplimiento del contrato de alquiler en alguno de sus términos, por tanto, puede generar responsabilidad civil si causa un daño en el propietario.

El incumplimiento de alguna de las obligaciones del arrendatario, según el artículo 27 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), permite al propietario ejercer su derecho a exigir el cumplimiento o bien a resolver el contrato (esto es, darlo por finalizado), con indemnización por los daños y perjuicios causados de acuerdo con el artículo 1124 del Código Civil.

Cuándo puedes tener responsabilidad civil ante el propietario

Aunque los motivos de incumplimiento pueden ser variados y dependerán del contenido del contrato, el citado artículo nos da un listado de circunstancias comunes que pueden generar responsabilidad civil:

1. No pagas la renta

El arrendador podrá reclamarte el interés de demora en el pago correspondiente y/o los daños que esto pudieras haberle causado (imagina, por ejemplo, que esperaba el dinero de la renta para pagar una deuda y ha tenido que contraer un préstamo por tu tardanza en el pago).

2. No depositas o no actualizas la fianza

Del mismo modo, podrá reclamarte los intereses correspondientes y los perjuicios causados.

3. Realizas un subarriendo o cesión no consentidos por el arrendador

Está prohibido arrendar la vivienda o cederla a un tercero si no se pactó así en el contrato o si no se cuenta con un permiso posterior del propietario. El dueño podrá exigirte responsabilidad civil por los daños que le hayas podido causar.

4. Ocasionas daños en la finca o realizas obras no consentidas

En el primer caso, el arrendador tendrá derecho a percibir una indemnización por el valor de los daños causados en el inmueble. En el segundo caso, tendrá derecho a percibir el coste de revertir las obras al estado anterior a su realización.

5. Llevas a cabo actividades molestas, insalubres, etc

Da también lugar a responsabilidad civil ante el propietario.

6. Retraso en abandonar la vivienda

También puede generar responsabilidad civil la tardanza en abandonar el inmueble tras finalizar el contrato.

En esencia, incurrirás en ella en cualquier acción u omisión que provoque un perjuicio al propietario. Y, como siempre, la forma más fácil de evitarlo es respetar las condiciones del contrato de alquiler que hayas pactado con el propietario o bien contratar un seguro de responsabilidad civil, aunque no todas las reclamaciones estarán cubiertas por una póliza de responsabilidad civil.

Para cualquier duda es mejor consultar con tu correduría de seguros.

La responsabilidad civil del inquilino frente al propietario
5 (100%) 3 votes

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *