Saltear al contenido principal

¿Qué es la responsabilidad civil en el proceso penal?

Responsabilidad Civil Proceso Penal

Cuando alguien comete un delito es posible que le toque asumir la responsabilidad penal, aunque también puede derivarse en responsabilidad civil en el proceso penal. En este sentido, la persona o personas acusadas son, de estimarlo así el juez, responsables civiles de las consecuencias cuantificables de sus actos.

Este precepto legal trata de ampliar el ámbito de cobertura jurídico, estableciendo sanciones penales, sí, pero también reparando económicamente a los agraviados por la conducta delictiva del responsable.

En sí misma, la norma es bastante peculiar, es decir, engobar dos acciones en un mismo procedimiento supone una característica castiza de nuestro aparato procesal.

Cabe destacar que el afectado puede reservarse la ejecución de la actuación civil, quedando el causante del proceso a merced, únicamente, de la penalidad legal de sus acciones.

Responsable civil: tipos

Como comprenderás, la responsabilidad civil puede dividirse en varias categorías que atienden a la implicación del imputado y a su papel en la generación de costes para el agraviado.

Directo

El responsable primero civil es, en todo caso, el acusado que, como autor o coautor del delito, es el causante del hecho penal. No obstante, si bien la responsabilidad penal no puede recaer sobre otros que no sean los imputados, la responsabilidad civil deriva a:

  • Las personas que, a título lucrativo, hayan participado en el delito, quedando obligados a resarcir el importe económico ocasionado por el acto delictivo.
  • Los aseguradores que, de manera contractual, hubieran puesto en sus manos la responsabilidad civil de sus clientes.
  • Si un proceso establece una exención penal por no encontrar en sus facultades al acusado, la responsabilidad civil será, igualmente, suya y podrá derivarse a sus tutores legales en caso de que se demuestre una negligencia por parte de estos.

Subsidiario

El responsable civil subsidiario, a pesar de estar exento de la responsabilidad penal, asume las consecuencias patrimoniales generadas como consecuencia del delito o falta; y pueden ser:

  • Los progenitores o tutores legales, cuando el imputado sea menor de 18 años.
  • Las personas físicas o jurídicas que ostenten la titularidad de un medio de comunicación, siempre que este sea el causante del delito.
  • Las personas físicas o jurídicas que regenten una empresa serán responsables civiles subsidiarios por sus empleados durante el ejercicio de sus funciones contractuales.
  • Las personas físicas o jurídicas que posean un vehículo en caso de que el uso de este genere daños en un tercero o en su patrimonio. Lo serán por las faltas cometidas por la persona autorizada a conducir el vehículo, sea dependiente o autorizada.

Relevancia del concepto

Por último, destacamos la relevancia del concepto de responsabilidad civil en el proceso penal, ya que supone una cobertura justa para la persona que se ve afectada por su incumplimiento.

 De esta forma, como puedes ver, se establece la protección de su patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba