Saltear al contenido principal
Protección De Datos Comunidad-vecinos

Cómo debemos tratar la protección de datos en la comunidad de vecinos

Conocer cómo funciona la protección de datos en la comunidad de vecinos después de la implantación de las nuevas leyes es esencial para nosotros. Desde todas las comunidades de vecinos, tenemos que adaptarnos de forma obligatoria a los nuevos reglamentos generales.

Además, todavía no están vigentes todas las propuestas que nos van a afectar en un período corto de plazo, dado que los reglamentos se están discutiendo en el parlamento.

¿Cómo nos afecta la protección de datos en la comunidad de vecinos?

Desde la comunidad de vecinos con la protección de datos tenemos que cumplir dos normativas: la europea y la estatal. Las comunidades autónomas están trabajando desde el año 2018 para garantizar el cumplimiento y el ajuste de todas las normativas exigidas desde Europa.

¿Qué datos debemos proteger?

En la normativa vigente, no se nos indica un límite de datos que debemos tratar de proteger en la comunidad de propietarios. Sin embargo, lo más habitual es que se tengan en cuenta los nombres de los comuneros, los documentos acreditativos de su identidad, los números de teléfono, las direcciones postales o electrónicas, las cuentas bancarias, etc.

Todavía no existe, por lo tanto, la obligatoriedad de la protección de datos para comunidades de vecinos que afecten únicamente a ciertos datos. Por supuesto, estos datos pueden ampliarse siempre que en la comunidad de vecinos se considere necesario que se sepan menos. De hecho, no siempre es necesario que conozcamos todos los datos expuestos entre los más comunes para mantener al día la comunidad propietaria.

¿Qué obligaciones tenemos con los ficheros de la Agencia Española de Protección de datos?

De acuerdo al reglamento vigente, no existe obligación de notificar los ficheros a la Agencia España de Protección de Datos en muchos casos. Sin embargo, aunque no cumplamos las condiciones que obligan a su manifestación, es recomendable que lo hagamos. Va a suponer una forma de mantener la transparencia y la responsabilidad activa para que cumplamos mejor la normativa en la administración de las fincas.

El registro de actividades del tratamiento puede contener diferente información, como los nombres y los datos del contacto responsable, los fines del tratamiento, las categorías interesadas, los destinatarios, las transferencias de datos personales, las soluciones técnicas, etc. Debemos elaborarlo siempre atendiendo a los derechos de las personas y notificando a las autoridades y a los interesados la información que tenga que ver con la seguridad de sus datos personales.

Debemos tener en cuenta que la protección de datos de la comunidad de vecinos es una responsabilidad. Esta recae directamente en los vecinos propietarios. Cuando contamos con la figura de un administrador de fincas, este puede ser el encargado de la administración o el responsable de establecer condiciones. Sin embargo, legalmente, somos los propietarios los responsables de las actuaciones.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba