Saltear al contenido principal

Cómo funciona la responsabilidad civil subsidiaria

responsabilidad-civil-subsidiaria

La responsabilidad civil subsidiaria es una garantía que nuestro ordenamiento jurídico establece en favor del acreedor. Esta técnica trata de asegurarle o, al menos, facilitarle el cobro de su deuda.

Definición de cobertura de seguro responsabilidad civil subsidiaria:

La cobertura de seguro de responsabilidad civil subsidiaria es la garantía de la póliza que protege al asegurado frente a la obligación de hacer frente (aunque indirectamente) a las reclamaciones por daños a terceros provocadas por actos de subcontratistas relacionados con su propia actividad. 
Por lo tanto quedan cubiertas las indeminizaciones que el asegurado de forma subsidiaria pueda verse obligado a satisfacer.

¿Sabes cómo funciona?

Vamos a explicártelo en menos de cinco minutos.

Regulación de la responsabilidad civil subsidiaria

Para entender la figura, ten en cuenta que partimos del supuesto de una obligación. Las relaciones de obligación se componen por:

  • Sujetos:
    • El acreedor (posición activa)
    • y el deudor (posición pasiva).
  • Objeto:

La conducta que el acreedor puede exigir al deudor (sea por ley o en virtud de un contrato).

Cuando un deudor incumple su obligación, está produciendo un perjuicio al acreedor. Y según el artículo 1902 del Código Civil, si interviene culpa o negligencia, el deudor estará obligado a reparar su lesión. Acabamos de definir la responsabilidad civil directa.

Responsabilidad civil derivada

Sin embargo, en ocasiones la responsabilidad no deriva de las acciones u omisiones propias. Cuando una persona debe responder por los perjuicios que causa otra, decimos que tiene una responsabilidad civil derivada.

La responsabilidad civil derivada puede ser:

  • solidaria
  • o subsidiaria.

Solidaria

En el primer caso, la indemnización (o el cumplimiento de la obligación) puede exigirse a quien causó el perjuicio o a quien responda solidariamente, de forma indistinta.

Subsidiaria

En el segundo caso, la indemnización o cumplimiento debe exigirse directamente al responsable. Sin embargo, en el caso de que esta persona no pueda cumplir (y sólo en este caso), se activa la responsabilidad derivada. Por eso es subsidiaria.

Así, cuando el obligado principal no pueda cumplir con su obligación, la indemnización podría ser exigida al responsable subsidiario. El ejemplo más típico es la insolvencia del deudor.

Cuándo y por qué se utiliza la responsabilidad subsidiaria

Como decimos, la responsabilidad civil subsidiaria sólo puede exigirse cuando el obligado principal resulte insolvente. Se utiliza menos que la solidaria porque ésta permite al acreedor exigir el cumplimiento de la obligación tanto al deudor como al responsable solidario.

Derecho a repercutir contra el obligado

En cualquier caso, una vez el responsable subsidiario haya satisfecho la obligación, podrá repetir contra el obligado principal. Esto significa que podrá actuar contra él, para recuperar lo que haya tenido que pagar en su nombre.

Por eso decíamos al principio que esta técnica es un mecanismo de garantía del acreedor. Así, cuando el deudor sea insolvente, el acreedor todavía podrá intentar cobrarle la deuda a otra persona.

Cómo protegerse de la responsabilidad subsidiaria

Las situaciones de las que puede derivar la responsabilidad subsidiaria son de todo tipo. En ocasiones, ésta provendrá de una norma de rango legal. En otras ocasiones estará establecida en un pacto o contrato.

Independientemente de su origen, el único modo de respaldarse frente a la responsabilidad civil subsidiaria es desplazarla a un asegurador mediante la contratación de un seguro de responsabilidad civil.

Cómo funciona la responsabilidad civil subsidiaria
5 (100%) 2 votes

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba