Saltear al contenido principal
Responsabilidad Civil De Productos: Qué Es Y Cómo Afecta A Las Empresas

Responsabilidad civil de productos: qué es y cómo afecta a las empresas

Pocas personas que no trabajen en el mundo del seguro conocen qué es la responsabilidad civil de los productos y cómo esto afecta a las empresas fabricantes de los mismos. Por esta razón, en este artículo se van a tratar dichas cuestiones al hablar de la RC de productos.

¿Qué es la responsabilidad civil de los productos?

Esta responsabilidad civil hace referencia a la incumbencia que tendría un producto si por un fallo en el mismo crease un daño a una persona o a varias. Esto podría crear problemas graves y las empresas suelen enfrentarse a demandas millonarias.

Por ejemplo, si unos juguetes contienen algún producto tóxico y se venden, pueden perjudicar a miles de niños y los afectados están en su derecho de reclamar indemnizaciones por ello.

¿Cómo afecta la RC de productos a las empresas fabricantes?

La responsabilidad principal de los defectos o fallos recae normalmente sobre el fabricante del producto. Ante cualquier tipo de denuncia, esta empresa tendrá que justificar que el proceso de fabricación y las pruebas así como las correspondientes comprobaciones posteriores se han hecho.

No obstante, la imagen de dicha empresa quedará perjudicada ante la opinión pública en todos los casos. Además, si se demuestra que la culpable del fallo ha sido la compañía que ha fabricado el producto, tendrá que hacer frente a las indemnizaciones pertinentes. Lo cual puede suponer un duro varapalo para la misma.

¿Cómo afecta a las empresas distribuidoras?

Obviamente, la imagen de la empresa que haya distribuido este producto se verá afectada negativamente. La persona que queda descontenta o a la que se le produce un daño mayor, no volverá a acudir a este establecimiento por lo que la pérdida de clientes en una realidad de facto.

Por otro lado, puede que la responsabilidad recaiga sobre esta empresa o sobre el autónomoPor ejemplo, si se vende un patinete y la fábrica demuestra que el proceso de elaboración del mismo es el adecuado, se podría reclamar también a quienes lo han distribuido.

El hecho de no almacenar adecuadamente este tipo de productos o la omisión de instrucciones o recomendaciones a los afectados puede hacer que la culpa recaiga sobre la misma.

En estos casos, tendrá que ser la empresa distribuidora la que haga frente a las indemnizaciones pertinentes y a las evaluaciones de su actividad. Esto podría conllevar desde una merma económica importante hasta el cierre del comercio debido a irregularidades en el tratamiento y almacenaje de productos.

¿Cómo actuar ante un producto defectuoso?

Lo primero que debemos tener claro es que los productos que compramos deben tener ciertas garantías.

Si adquirimos un producto que no tiene las indicaciones de uso específicas, que queda inutilizado antes de lo que debería o que resulta tóxico o dañino para la salud, lo principal es ponerse en contacto con profesionales.

Sólo de esta manera podrás saber en quién recae la responsabilidad civil de los productos que adquieres y se podrá reclamar debidamente.

Si necesitas asesoramiento respecto a seguros de responsabilidad civil para empresas, estamos a tu disposición.

Raúl Vera García

Corredor de seguros colegiado en Madrid.
Especialista en Decesos, lleva 15 años como mediador de seguros. Ganador del premio Piniés en 2015 al mejor alumno de España del curso de mediadores gracias a su tesis “Conflictos derivados de la falta de regulación del ramo de decesos”.
Especializado igualmente en seguros personales tales como salud, vida o accidentes.
Padre de dos niñas maravillosas y aficionado al balonmano y otros deportes como el esquí y el surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba