Saltear al contenido principal
Diferencia Incineracion -inhumacion

Descripción de la diferencia incineración -inhumación

La diferencia incineración -inhumación es un aspecto importante a la hora de contratar, y abonar, la correspondiente póliza de seguro de decesos. Repasamos los conceptos más importantes a continuación.

¿Qué son inhumación e incineración?

Vamos a empezar por definir qué es cada uno de estos conceptos que intervienen muy directamente en los seguros de decesos.

¿En qué consiste la inhumación de un cadáver? Definición de inhumación

Podríamos definir la inhumación de un cadáver como su enterramiento tras haber pasado un periodo de entre 24 (si la persona fallecida era donante de órganos o se le ha practicado la autopsia) y 48 horas desde el fallecimiento. Es necesario realizar el proceso en un lugar con los permisos legales para ello.

El cadáver deberá ir siempre dentro de un féretro homologado. Si el deceso se produce en un lugar público, es posible usar una bolsa con cierre hermético de manera provisional. Tras su paso al féretro, no es posible abrirlo, salvo si se dispone de una orden judicial específica que lo justifique. En ocasiones, un juez también podría prohibir la incineración del cadáver si la persona estuviese implicada en un posible proceso judicial.

>  Actualización del capital de servicio en el seguro de Decesos

Te puede interesar la siguiente lectura:

Cuánto cuesta un entierro sin seguro de decesos

Si tienes alguna enfermedad aquí puedes leer como solucionar un entierro.

¿Qué se entiende por incineración? Definición de incineración

Incineración es el proceso por el que se procede a la cremación del cadáver. Las urnas funerarias que se utilicen han de permitir la identificación del cadáver.

Los hornos crematorios necesitan una licencia específica del ayuntamiento para poder realizar su labor. En la actualidad, se está apostando por alternativas más sostenibles y menos contaminantes en relación a la emisión de humos.

Diferencia entre incineración e inhumación en una póliza de seguros de decesos

Tras haberse aclarado los términos de cada proceso, es importante que subrayemos otros aspectos importantes:

  • El precio del seguro de decesos. Si se elige la inhumación, el pago de la póliza suele ser algo más elevado (no siempre), ya que conlleva el desplazamiento de los familiares al cementerio y la elaboración de la lápida. Igualmente, la familia del asegurado tendrá que abonar al ayuntamiento correspondiente la tasa anual por el alquiler del nicho o de la tumba en el cementerio.
  • El factor sentimental. Muchas personas prefieren la inhumación porque va a tener un lugar concreto en el que visitar a su ser querido. Es importante aclarar que también es posible inhumar las cenizas en un lugar específico si así se desea. En este caso, también es necesario abonar el alquiler o la compra del espacio en el columbario o cementerio correspondiente.
>  ¿Puedo elegir entre entierro o incineración en el seguro de decesos?

Por lo tanto, la principal diferencia incineración-inhumación es el coste económico y escoger la opción más acorde con las creencias o gustos personales del asegurado. Dependiendo de estos últimos factores, resulta adecuado comentarle a la aseguradora las preferencias correspondientes para poder pagar una póliza a medida que incluya las características específicas en cada caso. Solo así es posible ahorrar y evitar que los familiares tengan que abonar una cantidad de dinero cuando se produzca el fallecimiento.

Si quieres comparar precios de seguros de decesos para tu familia, puedes calcular precios online en nuestro tarificador:

× ¿Cómo podemos ayudarte?